Historico | coronavirus RSS feed for this section

Cómo comprar comida desde casa, directo a los productores y a buen precio

1 Abr

¡Hola!

En tiempo de pandemia, salir a hacer las compras es riesgoso para los adultos mayores.

Por eso armamos este listado de organizaciones que venden productos a buen precio y directo del productor.

Beneficios:

  • entregan a domicilio en la Capital Federal, Gran Buenos Aires y otras provincias
  • muchos reciben pedidos por WhatsApp o tienen carritos de compra. Algunos, como La Yumba, ofrecen ayuda para usarlos.
  • aceptan pagos por transferencia bancaria y otro medios, para minimizar el contacto, o pago en efectivo al recibir (¡usar alcohol antes y después de pagar!)
  • producen sin agroquímicos ni cosas raras, sus productos son más sanos
  • venden sin intermediarios, bajando los costos para el cliente final

También podés descargar el listado como un documento PDF o Excel.

¿Comentarios? ¿Querés que sumemos otras organizaciones a la lista? Escribime a guillermo@ermel.com.ar.

¡Ah! Agradecimientos: a Débora Edelberg por ayudar a mantener actualizada la información en esta planilla, a Lorena Paz (@lolapax) y a Eduardo Mercovich (@edumerco) por impulsar este pequeño pero importante proyecto.

Recomendaciones para cuidarnos en tiempos del coronavirus (8 min de lectura)

24 Mar

Recomendaciones para cuidarnos en tiempos del coronavirus (8 min de lectura)

Cómo cuidarnos entre todas/os y especialmente a aquellas personas que necesitan alguna asistencia

La cuarentena nos obliga a quedarnos en casa y nos brinda una oportunidad para hacer cosas que queremos y no podemos hacer normalmente.

Estas recomendaciones (de fuentes oficiales profesionales, de la medicina y la inclusión) son para que te cuides vos, nos cuidemos entre todas/os y cuidemos especialmente a quienes tienen alguna necesidad particular.

Estamos en casa, pero seguimos conectados. Cuidarnos es cuidarte.

  1. Hábitos saludables diarios para todas las personas ⮯
  2. Recomendaciones si necesitás alguna asistencia ⮯
  3. Recomendaciones si asistís a alguna/s persona/s ⮯
  4. Ante situaciones complicadas y/o emergencias ⮯
  5. Otros teléfonos y sitios útiles e importantes ⮯

Enlaces para compartir:

  1. éste mismo documento (siempre actualizado):
    http://www.disenoinclusivo.org.ar/2020/03/recomendaciones-para-cuidarnos-en-tiempos-del-coronavirus/
  2. Versión en PDF para descargar (más lindo):
    Coronavirus_ComoCuidarnos-IxDA-MDI-UXDI-ExpMayores-Libertate-2020-03-27

1. Hábitos saludables diarios para todas las personas

  1. Informate, pero sin exceso: con una vez al día es suficiente y desde sitios oficiales (https://www.argentina.gob.ar/salud/coronavirus-COVID-19) y/o fuentes confiables ya que circulan muchas noticias falsas.

  2. Creá y respetá una nueva rutina para estos días de cuarentena: mantené una rutina de trabajo, cuidado del hogar, cuidado personal, entretenimiento. ¡Armate tu plan de semana y fin de semana! Que no esté sobrecargada y que sea real e implementable.

  3. Mantenete conectado con tus afectos: elegí una persona al menos para llamar por día, buscá familia, amigos/as, gente con la que hace mucho no hablás. Pensá especialmente si alguna persona que conocés está sola y aprovechá a llamarla.

  4. Cultivá tu mente: realizá actividades estimulantes para la mente. Leer, ver una película, teatro en línea, juegos de lógica, juegos en línea, escuchar música, meditar, etc.

  5. Hidratate constantemente: al menos 1 litro y medio de agua por día.

  6. Alimentate sanamente: mantené una nutrición adecuada a tus necesidades y a tu bienestar físico y psicológico. Evitá excesos de harina, grasa, azúcares y sal. Respetá las 4 comidas diarias en horarios regulares. Aprovechá el tiempo para probar nuevas recetas y date el tiempo de cocinar con placer.

  7. Mové el cuerpo: mantené actividad física diaria acorde a tus posibilidades.

  8. Cuidá la higiene: es fundamental mantener la higiene personal, la vestimenta y el aseo del hogar. ¡No estemos todo el día en pijama!

  9. Descansá: Respetá las horas de descanso (8 hs).

  10. Asoleate: una exposicion solar diaria de 15 minutos ayuda a incorporar la vitamina D y a la fijación de calcio en los huesos.
  11. Mantené cargado tu teléfono móvil: cargalo por lo menos una vez al día por si necesitás hablar o pedir algo.

2. Recomendaciones si necesitás alguna asistencia

El Estado autoriza que una persona de tu confianza pueda visitarte y asistirte en lo que necesites, no tenés nada de qué preocuparte.

  1. Identificá y elegí a una persona o familiar de confianza adulto que te pueda ayudar en lo que vos necesites. No tengas miedo de pedir ayuda, cuidarte es cuidarnos.

  2. Tené siempre a mano el teléfono o contacto de personas de confianza y/o que te asisten. Si tenés un teléfono móvil podés poner un ícono para llamar directo con un toque (si no sabés hacerlo, pedí ayuda).

  3. No temas pedir ayuda o consultar tus dudas. No estás sola/o y entre todos nos ayudamos.

  4. No te expongas a salir de tu casa y no abras la puerta a otras personas que no sean de confianza.

  5. Llamá una vez por día a una persona de confianza para contarle cómo pasaste el día.

  6. Controlá los víveres (comida, productos de limpieza personal y de la casa) y anotá lo que necesitás que te compre tu cuidador/a.

  7. Controlá los medicamentos para prevenir que no te falte ninguno o sea necesario conseguir con tiempo una receta.

  8. No te fuerces a realizar actividades que no acostumbrás hacer y podrían ponerte en riesgo. Si querés probarlas, tratá que sea cuando alguien te esté acompañando.

  9. Si no tenés personas que puedan ayudarte y/o no están cerca, al final de este documento hay links al Registro nacional de cuidadores domiciliarios (en la sección Otros teléfonos útiles y sitios importantes”).

3. Recomendaciones si asistís a alguna/s persona/s

¡Cuidate para cuidarlas! Primero que todo, seguí las recomendaciones diarias para todos.

Luego, tomá estos recaudos:

  1. Llená la declaración jurada y llevala siempre con vos, llenándola en https://tramitesadistancia.gob.ar/tramitesadistancia/tad-publico.

  2. Antes de salir planificá bien y preguntá a tus conocidos si alguna/o necesita algo: así reducís la exposición de otras personas. Muchas veces, con una misma salida podés ayudar a que varias personas no salgan.

  3. Evitá entrar y salir de hogares excepto del tuyo: por ejemplo, si le llevás víveres a otras personas, podés dejárselo en la puerta y hablar a 2 metros de distancia; no entres a su/s casa/s si no fuera necesario.

  4. Si es necesario entrar a otros hogares, hacelo con cuidado. Tratá de:

    • respetar la distancia física de 2 metros entre personas,

    • tocar o compartir lo menos posible (utensilios del lugar, picaportes, mesas, sillas, etc.),

    • lavarte las manos cuidadosamente con agua y jabón antes de entrar y justo antes de salir (y no toques el picaporte). Si no podés lavarte, ponerte alcohol en gel y repartilo a conciencia.

  5. Tratá que la persona a la que asistas tenga actividades planificadas y no esté todo el tiempo frente al televisor con noticias sobre el coronavirus ya que esto podría alterar negativamente su estado de ánimo y salud mental.

  6. Llamá a esa persona al menos una vez por día a ver cómo se siente. Hacele sentir que no está sola. Ayudala a seguir los hábitos diarios saludables.

  7. Respetá la autonomía y decisiones de la persona a la que estás asistiendo o cuidando. No busques imponer nuevas formas de hacer las cosas o hábitos y rutinas muy diferentes a las que hace usualmente.

  8. Si ves que la persona necesita asistencia de salud, no la lleves a un hospital, llamá al 107 o ante una emergencia al 911 y te van a asesorar.

  9. Además de llevar los insumos pedidos, conversá con la persona manteniendo una distancia mínima de dos metros. Preguntale qué hizo en el día, con quién habló. También podés recomendar una película, libro on line que responda a sus intereses. Si toma algún medicamento regularmente, verifiquen juntos cuándo se necesitará hacer una nueva compra para poder anticiparse a conseguir la receta y comprarlo sin apuros.

4. Ante situaciones complicadas y/o emergencias

  • Accidente o riesgo: 911.

  • Si te sentís mal de salud y/o tenés síntomas de coronavirus (fiebre mayor a 38°, dolor de garganta, tos y/o dificultades para respirar) no vayas a un hospital, llamá a quien te asiste o consultá y asesorate en el:

    • teléfono 107,

    • teléfono nacional de atención 0800-222-1002 o al

    • 911.

  • Violencia de género: 144 o whatsapp al 1127716463 / 1127759047 / 1127759048
  • Denunciar a quienes violen la cuarentena: 134

5. Otros teléfonos y sitios útiles e importantes

Hecho con amor y cuidado por…

Movimiento de diseño inclusivo  IxDA, Interaction Design Association, Capítulos de Argentina Libertate, empresa social de inclusión UX y DIseño Inclusivo, diplomatura anual Universitaria  Experiencias mayores

El MDI y otras organizaciones de diseño, en tiempos del COVID-19

17 Mar

#quedateentucasa #trabajaremoto

El virus COVID-19 tiene una alta tasa de contagio y genera un peligro muy concreto para la salud de todos. Los Estados están llevando a cabo las medidas específicas necesarias, pero también es importante el compromiso de la población de cada país para colaborar tomando los recaudos necesarios. Debemos frenar el pánico injustificado que solo genera problemas y en vez de eso, entender y actuar objetiva y rápidamente.

La estrategia primaria de contención ahora es el distanciamiento social: esto implica la reducción posible y razonable de reuniones sociales y el desplazamiento entre lugares, ya sean barrios, ciudades o países, junto con el aislamiento de personas con probabilidad de estar infectadas, notificando debidamente a las Autoridades (explicación de la necesidad del aislamiento social).

El distanciamiento social está perfectamente alineadas con el trabajo y el estudio remoto (también llamado en línea, o a través de Internet, o virtual) que pueden ser aprovechados por una gran parte de la población, colaborando con la prevención, al mismo tiempo que nos preparan y aceleran para la evolución del trabajo y el estudio del siglo XXI. Bien manejada, esta circunstancia negativa puede servirnos para emerger como ciudadanos de una sociedad más integrada, respetuosa, sana, objetiva, realista y solidaria.

Quienes trabajamos en el diseño de interacción y la experiencia del Usuario, nos agrupamos en organizaciones profesionales y educativas de la sociedad civil, como:

Y como profesionales y miembros de estas organizaciones, nos ponemos a disposición de la sociedad y todas sus organizaciones para colaborar desde nuestra experiencia profesional en este tipo de trabajo en línea (remoto y/o a través de Internet), comenzando con 2 acciones puestas a disposición de toda la ciudadanía:

  1. recomendaciones para la migración al estudio y trabajo en línea, y
  2. consultoría gratuita limitada para colaborar en esta migración.

Esperemos transformar esta lamentable situación en una prueba para mostrar lo mejor que tenemos como sociedad y madurar hacia una más equitativa, justa, y sustentable.

Con dedicación y esperanza, el Equipo del Movimiento por el Diseño Inclusivo.

COVID-19: Recomendaciones para trabajar y estudiar desde casa (en línea)

17 Mar

Este documento es parte del comunicado El MDI y otras organizaciones de diseño, en tiempos del COVID-19.

Al final hay links para seguir si necesitan algún apoyo para avanzar en el trabajo y estudio en línea.

Defina el proceso de su migración desde lo presencial a lo remoto (en línea)

  1. Defina quién necesita estar presente físicamente y quién no. Por ejemplo, un operario de una máquina dobladora de chapa debe estar físicamente al lado de la máquina, pero las personas de Administración pueden trabajar en línea, quizás con una visita regular para retirar y entregar papeles físicos, si los hubiera. Seguramente un analista puede hacer todo en línea.
  2. Las personas que deban trabajar físicamente deben minimizar el contacto con otras personas y lugares comunes, y mantener las buenas prácticas preventivas (ver https://www.argentina.gob.ar/salud/coronavirus-COVID-19/recomendaciones-poblacion-situacion-epidemiologica):
    1. lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón o alcohol en gel.
    2. Toser o estornudar sobre el pliegue del codo o utilizar pañuelos descartables.
    3. No llevarse las manos a la cara.
    4. Ventilar bien los ambientes de la casa y del lugar de trabajo.
    5. Desinfectar bien los objetos que se usan con frecuencia.
    6. No automedicarse.
  3. Analice, para estudiar y trabajar desde casa, qué necesita cada persona de:
    1. hardware (computadoras, conexión a internet, teléfono, etc.) y
    2. software (muy dependiente del trabajo, pero mayormente documentos compartidos, correo electrónico, mensajería instantánea y videoconferencia).

Prepare la infraestructura

Verifique si todas las personas tienen lo que necesitan:

  • ¿Tienen buena conexión a internet? En caso de no tener, ¿se puede pagar un abono extra para usar una conexión mejor?
    La conexión es fundamental. Si no hubiera una buena conexión a Internet, se puede mejorar temporariamente la existente. Pregunte al proveedor de conexión si puede subir de nivel por un mes. También puede usar una conexión de un teléfono celular (también llamado Punto de acceso o Compartir internet). En ese caso, probablemente se pase del abono mensual que tiene. Pregunte a la empresa telefónica si es posible ampliar el abono durante un mes por un cargo extra.
  • ¿Tienen una computadora y/o teléfono donde trabajar?
    Si la tiene, no hace falta más. Pero si no, debiera conseguir un equipo. En las ciudades hay gente que tiene computadoras y no las usa; no dude en pedirlas prestadas para poder avanzar en casa y reducir el contagio. Para tareas más breves o que no requieran una pantalla tan grande, considere si con el celular puede ser suficiente. Hoy en día la mayoría de los modelos son muy poderosos y pueden usarse con un teclado externo (conectado con Bluetooth) y hasta un monitor externo o TV.
  • ¿Tienen un lugar donde trabajar?
    A veces en casa puede ser difícil con la familia –más aún si los chicos no tienen escuela justamente para evitar contagios. Si las personas no tienen un lugar separado deben explicarles a los demás miembros de la familia que están en casa pero es como si estuviera trabajando. A los chicos se les puede mostrar a qué hora va a hacer una pausa o parar para estar con ellos, así pueden quedarse tranquilos. Quienes estén en pareja quizás puedan turnarse para tener espacios tranquilos. Si no tuviera lugar separado, considere crear una división virtual –por ejemplo mediante un biombo o cortina. En última instancia, considere ir a un espacio de co-trabajo (coworking).
  • ¿Tienen el software/programas que necesitan para hacer sus tareas?
    Este tema es más complejo ya que hay muchísimas posibilidades, pero en general hoy en día se puede acceder a casi toda la información a través de un navegador (browser) como Google Chrome, Firefox, Chromium o Safari.
    En algunos casos muy específicos, puede ser necesario un software especial para proteger la privacidad y seguridad, como una VPN (red privada virtual). Consulte para eso a un experto en redes o seguridad informática.

Comience con los trabajadores más fácilmente migrables al trabajo en línea

Como la idea es disminuir la probabilidad de contagio y para eso hay que alejar a las personas unas de otras, comience ya mismo con aquellas personas que pueden hacer trabajo remoto. No es necesario esperar a tener soluciones para todas las personas para hacer algo.

Incluso, si comienza rápidamente y disminuye la concentración de personal en oficinas, escuelas y otros locales, podría dejar que trabajen presencialmente si el espacio es suficiente para que estén a 1,5 metros o más entre ellas. Continúe con otros trabajadores que parezcan más difíciles de migrar.

Puede parecer que algunos trabajos son difíciles o imposibles de hacer de forma remota. Piense: ¿qué detiene a un trabajador o equipo de trabajar desde su casa? Un trabajador experimentado suele ser un experto en sus tareas. Busque ideas creativas junto a ellos sobre cómo podrían hacer el trabajo –o parte del mismo– remotamente.

Por ejemplo, si para cierto trabajo las personas necesitan consultar documentos que solo están disponibles en papel, puede hacer que pasen por la oficina cada cierto tiempo para retirar y devolver los documentos; también puede hacer que solo un miembro del equipo quede en la oficina y envíe los documentos de forma digital a cada uno de sus compañeros de equipo que los requiera.

Escale todo lo posible

Luego de unos días de ir probando y sumando personas a trabajar y/o estudiar remotamente, habrá pulido los temas más obvios. Ahora puede comenzar a sumar más personas que se integrarán con menos inconvenientes.

Comparta los aprendizajes y ajuste continuamente

Esto es un proceso que avanza día a  día (tanto el virus como el trabajo y estudio remoto).

Al terminar cada jornada laboral pregúntese:

  • ¿qué pasó hoy?
  • ¿Qué funcionó bien? ¿Por qué?
  • ¿Qué NO funcionó bien? ¿Por qué? ¿Cómo podríamos mejorarlo?

Discutan esto en equipo, y el próximo día ya pueden probar algo diferente a ver cómo sale.

Algunas recomendaciones para facilitar este proceso

  • Arme un grupo con sus pares para compartir y aprender juntos lo más rápido posible.
  • Comience lo antes posible y con la infraestructura y herramientas que tenga a mano (no espere a tener todo lo ideal) y aprenda a medida que avanza de lo que va sucediendo.
  • Fomente la autonomía y el análisis en las personas. De esa forma, en vez de multiplicar problemas y pesos multiplica personas con capacidad de solucionar.
  • Antes de una reunión en línea es muy importante chequear la configuración del micrófono y los auriculares, como así también la cámara en caso de ser necesaria su uso. Poder escucharnos claramente, sin ruido ambiente ni acople de ningún otro dispositivo, como también vernos y saludarnos acorta las distancias que implican el trabajo remoto.

Nuestra propuesta para ayudar en esta contingencia

A fin de ayudar a las organizaciones gubernamentales, privadas y sociales de todo tipo a moverse lo más rápido posible a estudiar y trabajar en casa, les proponemos:

 

COVID-19: consultoría abierta para ayudar al trabajo y estudio en casa

17 Mar

A fin de ayudar a las organizaciones de todo tipo (gubernamentales, privadas y sociales) a moverse lo más rápido posible a estudiar y trabajar en casa, les proponemos:

  1. Miren las recomendaciones para la migración al estudio y trabajo en línea (si ya las leyeron, pasen al punto siguiente).
  2. llenen este breve formulario que nos permitirá entenderlos mejor.

  3. Con esa información, nos contactaremos con Uds. para agrupar organizaciones similares y darles un tiempo de consultoría abierta y gratuita (limitado a lo que podamos) para facilitarles el proceso.

Muchas gracias.

Esta información es parte de las acciones y comunicado El MDI y otras organizaciones de diseño, en tiempos del COVID-19.